OVNI? Fotografiado por accidente

Hace unos meses estuve tomando fotos a las flores en el jardín que tiene mi mamá. Dado que hay flores que sólo salen un par de días tomé varias fotos un día que iba de salida y olvidé después descargar la tarjeta de memoria de la cámara. En esa misma tarjeta se fueron acumulando fotos de otros días hasta que hoy, después de fotografiar a la familia ardilla me encontré con esas fotos del año pasado.

Mientras las descargaba al equipo me sorprendió encontrar, además de que estaban algo sobre expuestas, un objeto en el cielo en una de las fotos. Revisé la foto posterior a ésta, tomada apenas unos segundos después, y el objeto no estaba ya. La segunda foto la tomé porque en la primera la flor que pretendía fotografiar salió fuera de foco, así que tomé inmediatamente una segunda foto con el foco correcto.

Me puse a pensar lo siguiente:

De haber sido un avión, helicóptero, globo aerostático o algún objeto volador que se puede encontrar en el cielo a medio día, debería de estar también en la foto siguiente.

Hay un espacio de cielo amplio el cual permitiría observar la trayectoria seguida por el objeto.

El objeto no presenta alas ni indicios de hélice si hubiera sido un helicóptero.

La foto fue tomada a 1/2000 de velocidad por lo que aparece “congelado” en el aire, es por eso que no se ve barrido.

En dado caso podría haber volado en línea opuesta hacia mí, pero a qué velocidad para haber desaparecido 3 segundos después que tomé la siguiente foto.

En caso de haber volado hacia la derecha o izquierda, debería de haber estado muy cerca como para haber desaparecido en 3 segundos, luego entonces hubiera escuchado el sonido del motor o de lo que fuera.

De haber sido globo aerostático el viento debería de haber tenido una velocidad mayor a 100Km/hr para haber desaparecido tan rápido.

En fin, no puedo saber qué fue, pero sí sé lo que no fue: avión, helicóptero, globo o cualquier objeto volador invento del ser humano. Ni luz parásita ni basura en el lente. Tampoco un ave o un animal.

La familia ardilla devorando semillas de girasol
Primera foto donde se aprecia el OVNI
Segunda foto 3 segundos después de la anterior
Acercamiento del OVNI

Las fotos fueron tomadas con una cámara Sony DSC-F828

Abur

Incendio por zona de Xochimilco en México D.F.

Actualización 3 de diciembre 8AM

Apenas encontré un medio que se “molestó” en publicar al respecto aquí

A punto de ir a dormirme me encuentro con esta escena dantesca de un incendio hacia Xochimilco 😦

Para no variar, eran las 10 de la noche y no encontré ningún sitio de noticias que estuviera informando al respecto. Dado que luego toman las fotos y ni autor le ponen – o en su defecto se copian el post y lo usan como si ellos lo escribieran – subí aquí en resolución 1024×768 las mejores de un set de 10.

Ojalá lo controlen pronto porque si de por sí nos estamos ahogando en el DF con tanta obra que provoca más embotellamientos de los que ya existen, con ésto, va a terminar de envenenar el aire.

Cámara Sony DSC-F828 en modo manual

Una sorpresa de Waze

Llegando hoy a casa, me encuentro con un sobre con mi nombre procedente de Israel. Al principio pensé que sería algo de Kabbalah y que tal vez mi amigo Emilio había pedido por mí – él está clavado estudiando – pero no. En mis labios se dibujó una sonrisa enorme cuando vi la palabra “Waze” y entonces supe de quién provenía.

Sobre Waze

A principios de Septiembre comencé a usar Waze que es una aplicación que uso en el iPhone que se vale de los usuarios para generar mapas, establecer zonas con embotellamientos y para alertar de situaciones de peligro o tráfico. Leyendo el blog y las publicaciones en Facebook encontré que invitando a cinco amigos a participar de la aplicación y darse de alta en Facebook te enviarían gratis un sticker o unos parasoles.

Un par de amigos se dieron de alta de inmediato y en un par de semanas ya contaba con más amigos conectados. Me dí de alta en la sección indicada y lo seguí usando. Hace apenas unos minutos me encontré con el paquete y no pude esperar para compartirlo 🙂

Para ser sincero me esperaba la calcomanía (sticker) pero sólo llegaron los parasoles y un cuadrito que huele delicioso: a vainilla 😉 pero bueno. Es una gran aplicación y finalmente cumplieron su palabra enviando los goodies.

A Wazear pues.

Sólo en cines? No gracias…

Sólo en cines

Foto de hazmeelchingadofavor.com

Hasta hace tiempo podía jactarme de ser una persona que estaba en contra de la piratería; fuera de ropa, películas, juegos, en fin… cualquier tipo de piratería. Pensaba que no era justo que alguien lucrara con el trabajo de alguien más. Soy de los que pagan las aplicaciones para el iPhone aunque la única diferencia con la aplicación de pago sea la existencia de publicidad. Creo en el apoyo y el reconocimiento al trabajo de las personas y de las organizaciones. Además de que generalmente en esa industria clandestina surgen lacras sociales que les gusta el dinero fácil o que derivan en otros negocios ilícitos tan graves como el lenocinio y el narcotráfico.

Esta era mi opinión y criterio pero ha ido cambiando radicalmente. Ahora la acepto y tolero. Ya no critico a los que compran películas de $10 pesos en las salidas de las estaciones del metro. Ya no hago expresiones de desaprobación al notar que una prenda es imitación, etc. No apruebo en absoluto la existencia de la piratería, pero ahora soy tolerante con los consumidores porque no es que quieran promover esa economía informal que afecta al equilibrio macro económico, sino porque las circunstancias hacen que la piratería sea la decisión más “cuerda” en este mundo de locura. ¿Porqué es lo más cuerdo?  Bueno, no sólo en algunos casos. Si fuéramos racionales y exigentes con recibir a cambio de nuestro dinero artículos y servicios de calidad, el cine, como lo conocemos, sería muy distinto al de nuestros días.

Caso 1 – $108  – Pareja de estudiantes.

Acudes a un cine de una zona “estándar”. Llegas en transporte público con tu pareja $10
Antes de llegar, pasaste a la tiendita de la esquina y compraste una coca y una torta para “papear” durante la película $26
Como vas en Miércoles, la entrada te cuesta $36 pesos, pero llevas a tu pareja y te gastas $72
Regresas a tu pareja a su casa y luego te vas a la tuya $10 pesos

Caso 2 – $243  – Pareja de jóvenes, tal vez trabajan o los mantienen.

Acudes al cine en tu auto que te da más o menos 10Km/L y el estacionamiento es de los que todavía tienen la decencia de darte 2 horas de cortesía si sellas tu boleto. Dos horas y media de película junto con 30 minutos de anuncios (que ya pagaste tu boleto por lo que no debería haber ni uno) hacen que pagues estacionamiento por poco más de 3 horas $24 más unos $40 de gasolina.
Compras el “Parejas” de los infames “combos” de palomitas, refresco y una golosina “equis” que a pocos les gusta por $95
Fuiste en fin de semana por lo que te dejan ir el precio completo por dos entradas: $84 en un cine en una zona “estándar”

Caso 3 –  $594 Familia pequeña clase media

Matrimonio que va al centro comercial con sus dos hijos, ahí comen y por supuesto, van al cine. Dado que llegan desde temprano, sus dos horas de cortesía de cine no sirven de mucho, pagando $72 de estacionamiento y $40 de gasolina.
A cada uno de sus hijos le compran el infame combo y un Icee – me encantan – los papás piden un sólo combo para ellos $290
2 adultos $ 108 pesos más 2 niños $ 84 pesos ya que “güeeeeey estás yendo a Perisur y en Perisur es más ¿nice'” $192

Caso 4 – $940 ida de gente “bien” (por cierto, me caga el término “gente bien”)

Dejas tu Porsche 911 Turbo en el Valet Parking $40 del Valet, más $50 del estacionamiento, más $90 de gasolina más $10 de propina al güey que hiciste feliz por manejar tu coche = $190
Pides Sashimi de salmón, una chela y tu pareja pide ensalada para cuidar la dieta $250
Como vas al cine VIP ultra plus platino pagas
$ 240 por las dos entradas
Ya dentro del cine pides un chupe porque está muy chida la movie y a tu pareja se le antoja un juguito de cranberries $250

Caso del papá “pidata” – $73

El señor compra “Mi villano favorito” en blurey. No sabe qué es el blurey pero el vendedor le asegura que se ve más chigona la película y se reproduce en cualquier DVD. Por $10 pesos no suena nada mal. Aunque le esté viendo la cara con lo del Blu-ray y corra peligro de que el disco sea de tan mala calidad que por haber estado en el sol varios días explote dentro del reproductor de DVD. Bueno, sí eso pasara, como sucedío en casa de la tía Yoya, pues se compra otro y listo. Al fin están en el “Güolmar” en $400 y a 12 meses sin intereses.
Pasa a la miscelánea de la esquina y compra una Coca de 2 Litros, una bolsa jumbo de Sabritones, 4 limones, una caguama de Indio y un Monster que le gusta a su vieja por $60
Gasto de energía por poner la película en la comodidad de su sala a su mujer y sus dos hijos $3

Por 73 pesos el papá “pidata” pasó una tarde con su familia, entretenidos, sin transportarse y en la comodidad de la sala de su casa. A comparación del caso más económico de la pareja de estudiantes de 108 pesos, transportándose y sin comprar en la tienda del cine.

Si este gasto lo hacemos cada fin de semana, tenemos que el papá pidata se está ahorrando $2,084 al mes al comprar su película pirata en el tianguis, comparado con el papá de clase media que lleva a sus hijos al cine. Anualizado es un ahorro de $25,000

Se podría alegar como decía el slogan de hace algunos años que “El cine se ve mejor en el cine” pero hay que sufrir incomodidades cuando uno va al cine y todavía pagar por ello. Primero las filas para comprar boletos, las filas para que te roben en el mostrador de las golosinas. Los precios exhorbitantes como por ejemplo: 1 litro de agua que cuesta afuera $5 te lo cobren en $20 y unas palomitas que cuestan $2 te las cobren en $40. Finalmente tienes que hacer fila antes de que empiece la película, si no, te toca hasta adelante y sales con el cuello torcido como si fueras pájaro dodo. Si alcanzaste un buen lugar, no falta la gente que va a platicar en vez de ver la película, o el señor con huevos gigantes que separa las piernas hasta que choca tu rodilla con la de él y ni se disculpa por invadir tu espacio vital.

Además tienes que esperar 30 minutos de anuncios que no te interesan en lo más mínimo más que los avances de películas, los que hace algunos años llamábamos “cortos” y que han sido sustituidos por el término anglosajón trailer. Durante la película el sonido a veces está peor que el de tu TV de hace 10 años, el aire acondicionado brilla pero en el sudor de tu frente cuando no lo encienden, o brilla en la escarcha que se te hace en la nariz cuando lo encienden como si estuvieras a medio día bajo el sol en medio del desierto.

Finalmente, sobrevives al asalto de la dulcería y del boleto del cine con la incomodidad de la sala de proyección y todavía tienes que sufrir la salida del estacionamiento y el robo que también se comete ahí.

Luego entonces, si  esperáramos que saliera a la venta en cualquiera de sus formatos, las películas que quisiéramos ver, sería más cómodo y racional que acudir a cualquier sala comercial de cine. Tiene su encanto el ir por el paseo, el ver gente, pero en mi caso, antes de ir al cine, habrá que considerar más opciones o hacerlo en espacios de tiempo más separados.

Sólo en cines? … no gracias. Mejor me espero a que salga en DVD

Abur

Cada decisión que tomamos cuenta…

Eric Draven & Shelly WebsterHoy quiero compartir esta experiencia que tuve y que me hace reflexionar acerca de las decisiones triviales que tomamos todos los días. Algunas pueden parecer irrelevantes como el decidir qué ropa ponernos, si levantar o no la basurita que aparece en la alfombra o si encendemos el motor del auto antes de ponernos el cinturón de seguridad. Son decisiones triviales y a veces hasta automáticas, pero no dejan de ser importantes por ello.

Por la mañana, después de bañarme y vestirme, miré en el buró los dos únicos relojes con pila que tengo: un Timex Iron Man y un Polar FT80. Generalmente uso el Timex porque a veces tengo que meter las manos en computadoras o en lugares donde suelen rayarse los relojes. Pero esta vez, decidí por el Polar porque me gusta mucho… me siento como cuando iba al gimnasio, mismo que no he visitado desde hace más de 6 meses.

Visité el primer cliente del día, estaba haciendo auditoría a los equipos cuando llega a su oficina y menciona que compartíamos el mismo modelo de reloj. Es curioso porque, aunque es una maravilla electrónica (más detalles aquí) pocos lo compran, no sólo porque es caro para ser una microcomputadora con monitor cardiaco, no es tan sencillo de programar y cuenta con muchas funciones que para algunas personas están de más.

En la plática surgió si estaba haciendo ejercicio o no y recibí un reality check que me hacía mucha falta. Estaba haciendo ejercicio a lo güey, casi siempre empujando más allá de lo recomendado porque, según yo, así quemo más calorías o porque así hago más músculo o simplemente, porque tenía que hacer más que el resto de los mortales. Pero más equivocado no podía estar.

Resulta que desde hace tiempo he estado teniendo dolores de cabeza derivados de hipertensión. Yo iluso pensaba que era solamente el estrés y no me preocupé mucho. Sin embargo, este cliente y amigo me abrió los ojos a algo que no quería ver por mi necedad: tengo un sobrepeso importante y eso es la principal razón por la cual  aumenta mi presión arterial. Por lo tanto,  cada vez que hago ejercicio me estoy matando poco a poco.  En mi caso, es más sano, no hacer ejercicio que hacerlo de la forma que lo hago porque siempre me exijo más allá de lo normal.

Pesaba bellos 82Kg que puede parecer exceso. Sin embargo tengo complexión mesomórfica y es un peso sano. A principios de año dejé de ir al gimnasio por falta de tiempo y luego por falta de $$$ por lo que decidí mejor ya no ir hasta que me pusiera la disciplina de poder pagar la cuota y asignar, al menos, 4 días de la semana para acudir a hacer ejercicio.

Para Mayo ya estaba cerca de los 100Kg dado que comía igual y no realizaba ninguna actividad física. Hoy día peso 105Kg, es decir que traigo 25Kg extras empacados en 8 meses con tendencia a aumentar si sigo comiendo igual y sin hacer ejercicio.

Hoy estoy cuidando mis alimentos: bebo refresco al mínimo – 1 vez por semana -, ceno cereal – aunque me chillan las tripas en la noche -, trato de no comer nada frito y cuando puedo, cambio la carne que tanto me gusta por una ensalada.

Por las mañanas estoy haciendo estiramientos por 15 minutos y estoy buscando hacer actividad física. Si no camino lo suficiente durante el día (30 minutos) en casa tomo una elíptica abandonada y hago 20 minutos muy ligeros con el ritmo cardiaco entre 130 y 140 pps.

En fin… una simple decisión llevo a un cambio de percepción y a concientizar una situación que, seguramente me hubiera sido detectada cuando el daño fuera mayor. Me gusta una frase de la película “The Crow” misma en la que murió el protagonista Brandon Lee, hijo de Bruce Lee la leyenda del Kung Fu. Ésta aplica para las relaciones humanas, tanto como para el día a día, como en mi caso.

“Little things used to mean so much to Shelly. I used to think they were kind of trivial. Believe me, nothing is trivial.”

“Las pequeñas cosas significaban mucho para Shelly. Yo pensaba que eran triviales. Créeme, nada es trivial.”