Ansiedad por Apple: iPhone y iPad

Es innegable que es una chulada de computadora: iPad. No estoy muy seguro aún si el nombre me hace “clic” pero es en verdad linda. Por el momento no me urge tener una – aunque sería muy feliz si Apple me concede alguna para poder probarla y compartir mi experiencia aquí –

¿Porqué no me urge? Bueno, igual que con el iPhone quise esperar a que se “asentara” la primera versión. Por más que los ingenieros en Apple le hayan puesto todo su esmero, el usuario encuentra siempre alguna necesidad que se les escapa a los que están en el proceso creativo. Lo mismo me pasaba cuando desarrollaba software; hacía un set de pruebas y QAs y al final, los usuarios me sacaban una lista de cosas a corregir y que mi equipo y yo habíamos pasado por alto.

Mi actual iPhone es la 3era generación que salió y en poco más de 1 año, agregó funcionalidades deseadas por los usuarios de las 1eras generaciones. Así que será lo mismo con la iPad.

Soy muy feliz con mi iPhone y sigo afirmando que es una de las mejores compras que he hecho en mi vida. Sí, a ese nivel lo pongo. ¿Porqué? Bueno, enumeraré el uso que le doy, tal vez no en un sólo día, pero dramatizaré un poco para ejemplificarlo:

1. Despierto puntual y progresivamente al sonido de Robot con el que fue programada la alarma del iPhone.

2. Desactivo el Airplane Mode para que no caigan llamadas indeseadas o me duerma con emisiones de radiación por mi gadget.

3. Antes de salir de la cama, echo un vistazo a dos apps de clima para saber qué me depara el día respecto a temperatura y humedad.

4. Como todavía tengo tiempo, me incorporo y me dedico a leer algunos de los 8 e-diaros que tengo. Rápidamente dedico no más de 3 minutos a las apps de Zynga (Mafia Wars, Vampire Wars) y echo un vistazo al TwitBird para saber qué escribieron mis followeados durante la noche.

5. Reviso las citas del día en el iCal y escribo en una app para tareas un par de recordatorios para cuando esté por la zona Norte de la ciudad.

6. Desayuno deliciosamente y registro los alimentos para que la app de fitness calcule automáticamente las calorías y me indique el conteo para el día de hoy.

7. Subo a mi auto y reviso en Google Maps la dirección donde tengo la primera cita. Me doy una idea rápidamente y en la app del GPS marco con un pin el destino.

8. Antes de poner en marcha el motor, selecciono una playlist denominada #MetalTuesday que fue la seleccionada de ayer pero que seguiré escuchando.

9. Mientras escucho la canción “Peace sells” de Megadeth, suavemente se baja el volumen y comienza a sonar el teléfono. Activo el manos libres Bluetooth y acepto la llamada. Cuando ésta termina, la música vuelve automáticamente a su volumen original.

10. Reviso mi localización en el GPS y observo que puedo tomar un atajo ya que tengo un embotellamiento frente a mi.

11. Llego a tiempo a mi destino y en las notas del iCal de la cita en la que estoy, apunto las actividades que llevé a cabo con el cliente  y que posteriormente copiaré y agregaré a su factura.

12. La alarma suena recordándome el programa de Howard Stern. Abro la app de Sirius y sintonizo el canal para escucharlo.

13. Paso frente a un monumento y me detengo a tomarle fotos. Achico las mejores con el Photoshop Mobile App y las comparto con mis lectores a través de la app Twittelator.

14. Abro la app Gowalla y doy de alta la locación, hago check in y encuentro que me he encontrado un iPod virtual. Si el número en el sorteo es seleccionado, ganaría un iPod real.

15. Una vez dentro del auto, pasa frente a mi un Audi R8, dado que el sonido del motor es una sinfonía para mis oídos, tomo video del auto, edito unos segundos del mismo y lo subo a mi blog a través de la app de WordPress.

16. Llego a mi siguiente cita, tomo notas igual que en la cita anterior y tomo unas fotografías de los números de serie de los equipos que me enviarán para identificar y eliminar los virus que tienen.

17. Suena mi alarma y aprovechando la WLAN de mi cliente, me conecto a ella y abro la app de Skype para llamar a un amigo que vive en Puerto Rico y felicitarlo por el nacimiento de su hija. Dado que el también tiene Skype y que a esta hora llega a comer a su casa, la llamada no tiene ningún costo para ambos.

18. Comparto el video del Audi R8 con mi cliente y él me muestra uno que el hizo y que cargó a YouTube. Abro la app en el iPhone y lo visualizamos en el teléfono.

19. Llegando a un centro comercial, me doy cuenta que su WLAN no funciona por lo que uso la red 3G para revisar mi correo electrónico. Recibo uno de un amigo en Alemania, selecciono un texto que no entiendo y lo traduzco de manera automática con una app de traducción.

20. Leo algunos diarios electrónicos y echo un vistazo al Timeline en Twitter mientras como. Aprovecho para ingresar el sushi que comí en la app de fitness para el conteo de calorías.

21. Escucho una canción que me gusta y que desconozco su nombre. Grabo unos segundos en la app Shazam y en otros segundos me llega el nombre de la canción identificada. La registro y envío un Tweet feliz de mi hallazgo.

22. Escucho unas personas que mencionan algo respecto a Machu Pichu, entro entonces a Google Earth desde el iPhone y curiseo un rato.

23. Suena una notificación Push de que es mi turno en un juego de Scrabble en línea denominado WordsWithFriends. Coloco las letras para formar una palabra y cedo el turno a mi contrincante que, por cierto, está jugando desde Escocia.

24. Entro en mi cuenta de eBay desde la app correspondiente y confirmo el envío de un par de pilas de laptop que pedí para unos clientes. Aprovecho para abrir la app bancaria y hacer el pago del radio.

25. Llego al Club y me encuentro con una amiga a la que fui a su casa con mi novia el fin de semana. Dado que también tiene iPhone, abrimos la app de transferencia de archivos por Bluetooth y le comienzo a pasar las fotos tomadas. Como son varias y las fotos son grandes (3Mpx) usamos ambos nos conectamos a la WLAN del club y utilizamos otra app que permite intercambiar archivos en una LAN.

26. Me dispongo a entrar al gimnasio y verifico la rutina del día en la app de fitness. Introduzco el iPhone en el case del Sport Band y programo en la app de iPod el playlist de workout.

27. Al terminar cada estación en la rituna de ejercicio, registro las calorías quemadas y el promedio del ritmo cardiaco registrados en el FT 80.

28. Reviso rápidamente mi cuenta en Facebook y comento algunas entradas en el “Muro”

29. Llegando a casa, ceno y registro la última comida del día.

30. Sincronizo el iPhone con la computadora y registro las citas para el siguiente día para que se queden en ambos dispositivos. La app de fitness calcula las calorías requeridas vs las consumidas, hace un calculo de la rutina de ejercicios y reporta que se cumplieron los objetivos del día. Publica de forma automática los resultados en mi perfil en línea.

31. Antes de dormir, reviso el TimeLine en Twitter y escribo unos posts de gente que tuvo a bien escribirme.

32. Ya en la cama abro una app con sonidos de la naturaleza para poder meditar antes de dormir.

Como es evidente, el gadget lo tengo conmigo tooodo el día y es un útil compañero. En este caso la iPad sería más bien para trabajar porque no es tan portátil como para estar llevando como el iPhone, sin embargo, estamos siendo testigos de un dispositivo más  que Apple nos facilita para aquellos que nos gusta estar siempre en línea.

Apple, no olvides que con gusto lo pruebo 😉

Gracias por leerme. Abur

Shortlink para esta entrada: http://tiny.cc/ipJDK

Alcoholímetro? iPhone? México D.F.? There’s an App for that…

Los accidentes automovilísticos causados por conductores en estado de ebriedad lastiman seriamente a la sociedad. Personas cercanas han sido impactadas por estas lacras sociales en estado de ebriedad. Son asesinos en potencia detrás del volante. En los Estados Unidos está clasificado como un delito grave y con penas similares a las que dan a homicidas por la importancia que este delito constituye.

En la Ciudad de México, desde el 19 de septiembre de 2003 se implementó el “Programa de Control y prevención de Ingestión de Alcohol en Conductores de Vehículos”, conocido como “Alcoholímetro”. Éste entra en operación por las noches y madrugadas de los días jueves, viernes y sábado, además de días festivos. Sin embargo, desde el 15 de diciembre de 2009 el programa se aplicará las 24 horas del día y serán 20 retenes en vez de los 15 del programa original.

En mi caso me han tocado, al menos 3 veces, saliendo de la curva de Insurgentes Sur a punto de llegar al Restaurante Arroyo. No hay escapatoria alguna: hay 2 carriles solamente – ya que el que era el tercero es ocupado ahora por el mentado Metrobús – uno es usado para pasar el filtro y el otro para pasar “a medias” por estar los policías entre carriles. El tráfico se detiene por completo y un recorrido que debe suceder en menos de 5 minutos desde Cuicuilco hasta ese punto, se vuelve de más 45. Si eres sorprendido con más del 0.041% de alcohol en la sangre, debes cumplir 36 horas de arresto en Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, mejor conocido como “El Torito”, y además pagar $472 para liberar tu vehículo del corralón.

Independientemente de los problemas de tránsito y corrupción que provoca este programa, ha ayudado a que pensemos más de dos veces cuánto alcohol vamos a consumir y cuánto tiempo debe pasar antes de poder conducir nuestro coche. Según estadísticas en el sitio de www.alcoholinformate.org que parece que abandonaron a su suerte los accidentes por consumo de alcohol y conducción de vehículos se han reducido en un 21%, lo cual es muy positivo.

Me pone muy contento poder compartir esta entrada con ustedes porque me enorgullece que “la mejor adquisición gadgetera de mi vida”: el iPhone tiene un”App para eso”, como dice el anuncio, sea cual sea tu necesidad… “there’s an App for that”.

Para sorpresa de muchos, existen algunas Apps en la iTunes Store para poder estimar la concentración de alcohol en la sangre en el caso de haber ingerido bebidas alcohólicas. Esto nos sirve para poder darnos cuenta; primero, si nos encontramos en condiciones aptas para conducir nuestro vehículo; aunque esto varíe de persona en persona. Segundo para poder darnos una idea si vamos a pasar la prueba de encontrarnos con algún alcoholímetro furtivo en nuestro camino.

Estos son algunas de las aplicaciones que me dí a la tarea de probar.

NoVoyPedo -> Cuenta con la función de “soplar” al micrófono con el simple fin de que parezca más real aunque el micrófono del iPhone no cuente con los sensores químicos para detectar el nivel de alcohol en la sangre. Agregas las bebidas que tomaste y te indica un nivel aproximado de alcohol en tu sangre. No tiene bebidas específicas. Precio $10 pesos

AlcoholTest ->  Un simulador falso sólo para bromear con los amigos y además cuesta $10

AlcoholMeter -> Calcula la concentración de alcohol en la sangre por medio del peso, sexo, tipo de bebidas consumidas y el tiempo que ha pasado desde la primera ingesta de alcohol. Precio $10 pesos

Simple Blood Alcohol Content (BAC) Calculator -> Funciona igual que el anterior, su interfaz puede gustar o no. Precio $10 pesos

BoozCalc -> De las mejores aplicaciones en su tipo. Funciona como AlcoholMeter recordando los datos introducidos. Registra cada vez que bebes. Usa tu posición actual para buscar las leyes locales respecto al alcohol en los EEUU y en 83 países. Estando en México te ubica en EEUU California pero tal vez en actualizaciones posteriores lo incluyan. Puedes seleccionar también las unidades de medición y te da la oportunidad de obtener la versión gratuita con Ads y si después de usarla, quieres apoyar al desarrollador, tiene un precio de $10 pesos también.

R-U-Buzzed? BAC Calculator -> Desarrollado para el Departamento de Transporte de Colorado en los EEUU, esta App es la más sencilla de usar. Te despliega en una sola pantalla y en tiempo real la estimación de la concentración de alcohol en tu sangre. Si éste sobre pasa los 0.04% – igual que en la ciudad de México – te da incluso la opción de llamar un taxi por ti dependiendo de tu locación en los EEUU. Gratis 🙂

Mi recomendación es BoozCalc si queremos algo más preciso y además llevar el registro de cada bebida que nos tomamos para que, al momento de irnos de la fiesta, la App nos indique, no sólo la concentración de alcohol, sino también que efectos físicos tiene en nuestra coordinación, reflejos, etc.

Si quiere algo que de un vistazo te diga qué pex, mi recomendación es el R-U-Buzzed Calculator.

Ésta no es la última entrada del año, pero de todos modos un feliz año a quienes tengan a bien leer esta publicación electrónica.

Abur

Las imágenes pertenecen a su respectiva página en iTunes Store.

ShortLink para esta entrada: http://wp.me/pc17m-eM

El Desayuno de Twitters 2

Finalmente decidí echar a un lado la flojera y acudir al que sería mi primer desayuno con personas que leo en el TimeLine de mi cuenta Twitter, así que echando las sábanas calientitas de franela a un lado, me levanté de la cama a las 7:00. Como no sabía si iba a estar fuera todo el día con las actividades que me deparaban, decidí cosechar las calabazas que había plantado anoche (FarmVille), acabé mi energía Mafiawarera y me dispuse a bañar.

Ya vestido y listo para salir encendí el auto y le eché las “altas” al Hamish sólo para que me hiciera “ojitos”. La calefacción en los asientos es una bendición cuando la temperatura exterior marca menos de 10°C. Ahora sí, con pompis calientitas, lentes de sol y teléfonos verificados – luego se me olvida el Nextel, nunca el iPhone 😉 – estaba listo para salir.

Tomé Calzada de Tlalpan para ver hasta donde podía llegar. No quise apurarme ya que no falta el sope que te ve conduciendo rápido y se empareja para echar “carreritas”. Llegué hasta la Av. 20 de Noviembre y todo sereno.
8:53 aproveché el semáforo de Izazaga para enviar un Warn Tweet y para ver si alguien ya había llegado.Todavía nadie esribiendo, es la hora y seguramente están en algún transporte.

Di vuelta en Lázaro Cárdenas… muy pocos autos y vi con alegría que estaba abierta la vuelta a la izquierda en la Plaza de Bellas Artes. El detalle fue, que hubo que rodearla por el montaje de una feria que bloqueaba esa entrada al estacionamiento. Di la vuelta por Balderas -creo – y por fin entré al subterráneo donde estacioné al Borita en un muy buen lugar. Fue ahí cuando recordé que había olvidado la cámara. ¡Fuck! Ni pecs, el iPhone trae su camarita y debe de ser suficiente.

La plaza con poca gente y el viento frío en la cara me recordaban cuando andaba turisteando del otro lado del Océano. Fotos, Tweets, hice check in en el Munal usando GoWalla y dispuse el andar hacia el Sanborns que había visto al dar vuelta en Bellas Artes.

Me pregunté, ¿porqué le dicen “de los azulejos” si es de piedra? En fin, pa’ dentro al delicioso calorcito que se sentía dentro. Me pareció pequeño por lo que mejor pregunté si estaba efectivamente azulejeando. La hostess platicaba con sus amigas y no pelaban a este cliente en busca de respuestas por lo que me acerqué y aclaré la garganta solicitando su atención. “Ahem. Buenos días. ¿Es éste el Sanborns de los azulejos?” Pareció que había contado un chiste en vez de formular una pregunta. Mi cara de “¡Joder!” 😐 se dibují en mi rostro con su reacción, pero con una gran sonrisa me dijo una de ellas: “Está a sólo dos calles de aquí, pero si te quedas aquí te atendemos mejor.” – “¡Hombre! gracias, sin embargo me esperan en el otro.” Mi cara de “¡Joder!” se tornó en cada de “¡Qué chingón!” 🙂

Verifiqué el TimeLine, apareció un estornudo de conejita al cual respondí para también verificar porqué no salían las fotos que había, según yo, enviado al TwitPic. Encontré una red WiFi abierta de la Ciudad 😛 me imagino que es la que andaba presumiendo Mr. Ebrard en sus discursos demagogos; algo lenta, por lo que cambié a 3G. Mucho mejor .

Tomé algunas fotos y me enojé conmigo por haber olvidado la otra cámara 😦 pero es pretexto para regresar.

Una hermosura de edificio, un calor terrible por la caminada y por la chamarra que vestía. Envié un Tweet clamando por la manifestación de alguno con el que hubiera platicado la noche anterior respecto al desayuno. Mi paranoia me hizo pensar que pudo haber sido un truco, que fue lo mismo que pensé cuando detecté el troyano en la página de la TwittPosada. Me quité mis locas ideas y decidí sentarme y pedir un café. “Ya llegarán” pensé sin esperanzas para mis adentros. Eran las 9:35.

Pedí un jugo de zanahoria, mismo que estaba d-e-l-i-c-i-o-s-o. La mesera risueña y amable me sirvió café y cuando me disponía a enviar mi ubicación con el GPS, apareció Mr. @macosta5811. Alto, amable, risueño y muy distinto de como se ve en su foto de perfil – algo pixelada por la app que agrega ribbons y motivos para causas en Web 😉 toda la esperanza volvió al verlo 🙂

Ya en TimeLine aparecía @Alletta en camino y que ya andaba también @AndyPolo1 con @JuanDeLobos. Ya parecía tomar forma. Ya sentados en el salón Jockey en una mesa que se extendía hacia el fondo, las pláticas fueron saltando con cantidad de temas: conciertos, política, museos, twitters, gadgets, etc. Faltó tiempo y definitivamente un espacio donde uno pudiera interactuar con todos. Me faltaron personas además de @Ross_Mar, @JavierSantoyo, @ArtaSanchez y los que ya he mencionado.

Más fotos en el Flicker de @artasanchez

Un placere y espero acudir a todas las que pueda 🙂

Abur

ShortLink para esta entrada: http://wp.me/pc17m-eg

Twitter hackeado por Iranian Cyber Army?

Habrá sido hackeado Twitter por el Cyber Ejército Iraní anoche a las 10 hrs? Twitter, el servicio de microblogging que está ganando popularidad exponencialmente en México y todo el mundo, había presentado una sorpresa para la gente que accedía el sitio a esas horas: “This site has been hacked by the Iranian Cyber Army (ICA)

El día de ayer el servicio de Twitter estuvo comportándose lento desde las 9 de la mañana. La extrañeza de la gente que sigo en mi TimeLine era compartida en Tweets similares entre sí: “Hay muy pocos Tweets a diferencia de otros días”, “Estoy solamente yo aquí a estas horas?”Durante el día volvía a la normalidad por momentos, sin embargo a las 12PM nuevamente hubo lentitud e inconsistencias en las actualizaciones.

En mi caso, uso TweetDeck en la computadora donde trabajo y revisaba el estatus de la API de mi cuenta pensando que era la razón de la falla. Sin embargo, mi API estaba en 80/150 es decir, me quedaban aún 70 llamadas a Twitter para actualizar, hacer búsquedas o subir Tweets. El estatus en la barra de estado desplegaba la leyenda: “All Good.” Entonces, el problema estaba por otro lado ya que no era el único y ni siquiera era sólo en México ya que sigo gente de Estados Unidos y Europa y ellos también expresaban su sentir al problema. En la laptop uso Echofon, un complemento de Firefox, pero ya no lo intenté por ahí, ya que ni siquiera desde el iPhone podía acceder a mi cuenta.

Alrededor de las 10PM hora del centro, nuevamente hubo una interrupción del servicio, esta vez total. Lo noté porque, como ha sido costumbre de un tiempo para acá, antes de dormir leo el TimeLine de mis followeados y si hay algo interesante, Twitteo un rato y ya después me duermo. Pero anoche de plano no podía acceder desde ninguna de las aplicaciones del iPhone a Twitter. Intenté entrando por Safari a Twitter.com y simplemente no desplegó nada. Pero no había mensaje de error ni de time out. Muy extraño.

Encendí la PC nuevamente y revisé el estatus en TweetDeck… el mismo, todo en orden. Activé el complemento de Echofon en Firefox y ahí sí no hubo forma de conectarme a mi cuenta. Definitivamente algo había pasado. En mi paranoia como el día que hackearon el modem cuando mi ISP era Prodigy, lo primero que quise hacer fue cambiar mi contraseña, pero cómo lo iba a hacer si no podía entrar a Twitter.

Hoy por la mañana me encontré con DMs y mensajes en Facebook donde mis muy estimados amigos me preguntaban respecto al posible Hackeo de Twitter. Dado que Internet está lleno de mitos y leyendas que se le ocurren a varios ociosos, me dí a a la tarea de hacer un poco de información y cruzar datos paa verificar si este hack había sido real. Esto es lo que encontré:

Twitter cuenta con un blog donde uno puede informarse de las noticias acerca del servicio de primera mano de sus creadores e ingenieros – Aunque, como en cualquier lugar, no siempre nos encontraremos con los hechos reales 😉 – En este blog se encuentra mencionada la situación como un problema de interrupción de DNS (Domain Name Server) Twitter mismo había alertado a través de su cuenta la interrupción del servicio de DNS. Pero no daba más detalles – obviamente – de quién o qué lo había provocado.

¿Qué significa que la interrupción de DNS?
Todos los sitios Web en Internet cuentan con una dirección IP única. Esto es como el número de tu casa dentro de una calle inmensa llamada Internet. La función de los servidores DNS es decirle a los clientes (las personas que te quieren localizar) en qué número se encuentra tu casa. Por ejemplo, cuando tecleamos el URL de Google en el navegador, se le pregunta al DNS por la dirección IP de Google y nos regresa un número como 66.102.7.103 que es la dirección de Google.com en Internet.

Si el DNS tiene una dirección distinta a 66.102.7.103 puede mandarte a otro lado. Así funcionan también los ataques por pharming que hacen que tu navegador en vez de abrir los sitios reales de tu correo o de tu banco, abra una copia idéntica en otro servidor y es cuando te roban usuarios y contraseñas.

En este caso, el DNS que apunta a la dirección de Twitter, había sido comprometido y por ende todos los que buscaban el servicio de Twitter se encontrarían en otro lugar distinto.

Digg, que es una fuente importante de información respecto a aquellos temas, sitios o servicios que cuentan con más accesos, votos, Tweets o cualquier tipo de conteo digital que pueda ser rastreado y registrado para su posterior publicación con todo y su fuente, presentó una entrada a las 4AM donde se hizo popular el tema del hackeo de Twitter por el ICA.

Aparentemente Twitter había sido hackeado para que así, todos los que, al ver interrumpido el servicio en sus clientes, accedieran el sitio de Twitter y se encontraran con una bandera con el texto:  “This site has been hacked by Iranian Cyber Army“. (Este sitio ha sido hackeado por el Cyber Ejército Iraní)

Tech Crunch sitio donde se describía el porqué del ataque, supone que posiblemente se debió a la intervención del gobierno de los EEUU en las reciente elecciones presidenciales en Irán. Esto porque Twitter fue usado por protestantes para expresar su sentir mientras se daban dichas elecciones el verano pasado.

¿Por qué usando Twittelator, Twitbird, TweetDeck, Tweetie y cualquier otra aplicación que aprovecha el uso de las APIs de Twitter, me permitía enviar y recibir algunos Tweets?

Esto se debe a que, como varios sitios web, Twitter provee sus servicios a través de varios servidores. Dichos servidores se reparten la carga mundial tanto de actualización de TimeLines, como de envío de Tweets entre una gran cantidad de otras operaciones que son transparentes para los usuarios. Por lo tanto, si el DNSs que apuntaba al sitio principal de Twitter había sido violado, no lo fueron los otros que apuntan directamente a los servidores donde reside sl procesamiento de las APIs.

Twitter es famoso por no contar con una infraestructura de seguridad tan robusta como se puede pensar de una red social tan importante. Pero hey! es gratuita, no hay porqué quejarse. No tiene anuncios y nos ha abierto una puerta a personas, lugares e información que, de otra forma, no tendríamos. Disfrutemos sus bondades y seamos solidarios cuando estas cosas sucedan.

Un especial agradecimiento a mis amig@s que me ven como fuente fiable de información para todo lo que tiene que ver con tecnologías de información. Y un abrazo Twittero a todos los que lean esta entrada.

Abur

ShortLink para esta entrada: http://tiny.cc/OF0pA